¿Cuáles son los países más corruptos del mundo?

La corrupción es un complejo fenómeno social, político y económico que afecta a muchos países. El último reporte de Transparencia Internacional, con cifras de 2021 y que evalúa el problema en todo el mundo, revela que mucha naciones siguen estancadas y prácticamente no muestran avances en su lucha contra la corrupción.

Dos años después del inicio de la catastrófica pandemia de covid-19, el Índice de Percepción de la Corrupción de este año advierte que los niveles de corrupción se encuentran estancados en todo el mundo.

A pesar de sus compromisos, 131 países no han registrado ningún avance significativo en la última década, y este año 27 países han caído a la puntuación más baja de su historia. Al mismo tiempo, los derechos humanos y la democracia se ven amenazados en todo el mundo.

No es casualidad. Por un lado, la corrupción facilita la violación de los derechos humanos. Por el otro, cuando se limitan los derechos básicos y las libertades de la población hay mayores probabilidades de que la corrupción quede sin denunciarse.

Este año, los datos del Índice de Percepción de la Corrupción indican que, en términos generales, los países donde las libertades civiles y políticas están bien protegidas también suelen controlar mejor la corrupción. Las libertades fundamentales de asociación y expresión son cruciales en la lucha por un mundo libre de corrupción.

Para atajar el abuso a los derechos humanos y el deterioro de la democracia en todo el mundo, es urgente acelerar la lucha contra la corrupción.

Cuales son los países más corruptos del mundo.

¿Cuáles son los países más corruptos del mundo?

Los países con conflictos armados o regímenes autoritarios tienden a obtener las puntuaciones más bajas y esto era de esperarse. Estos son los 10 países más corruptos del mundo, según Transparencia Internacional:

  1. Sudán del Sur.
  2. Siria.
  3. Somalia.
  4. Venezuela.
  5. Yemen.
  6. Corea del Norte.
  7. Afganistán.
  8. Libia.
  9. Guinea Ecuatorial.
  10. Turkmenistán.

Por supuesto, en este informe también se dio a conocer cuáles son los países menos corruptos del mundo o aquellos dónde el índice de percepción de la corrupción es menor.

Los 10 países con menor índice de percepción de corrupción

  1. Dinamarca.
  2. Finlandia.
  3. Nueva Zelanda.
  4. Noruega.
  5. Singapur.
  6. Suecia.
  7. Suiza.
  8. Países Bajos.
  9. Luxemburgo.
  10. Alemania.

Conclusiones destacadas del índice de Percepción de la Corrupción

El índice califica 180 países y territorios de todo el mundo según la percepción de especialistas y empresarios sobre la corrupción existente en el sector público de su país. Está basado en 13 fuentes de datos independientes y emplea una escala de cero a cien, donde el cero representa un alto nivel de corrupción y, el cien, corrupción prácticamente inexistente.

  • Más de dos tercios de los países (68%) están por debajo de los 50 puntos y la media global permanece sin cambios en 43. Desde 2012, 25 países han mejorado sus puntuaciones, pero 23 han empeorado significativamente.
  • En síntesis, el Índice advierte que en la última década el control de la corrupción se ha estancado o deteriorado en el 86 % de los países del mundo.
  • En los últimos cinco años, la puntuación de varios países ha caído considerablemente en el Índice, como Canadá (-8), Nicaragua (-6), Honduras (-6) y Venezuela (-4). Los países que más han mejorado en el mismo periodo son Armenia (+14), Angola (+10), Corea del Sur (+8), Uzbekistán (+6), Moldavia (+5) and Etiopía (+4).
  • Entretanto, algunas democracias que solían estar a la cabeza del Índice y de la lucha contra la corrupción también han perdido puntos. Muchos de estos países con puntuaciones altas continúan sirviendo de refugio a corruptos de otros países.
  • Ciertos derechos fundamentales, como la libertad de expresión y de reunión y el acceso a la justicia, garantizan la participación pública y mantienen a raya la corrupción. La actual ola de autoritarismo no viene dada por golpes de Estado sino por acciones que socavan poco a poco la democracia. Los primeros pasos tienden a ser los ataques a los derechos civiles y políticos, los intentos de socavar la autonomía de los organismos electorales y de supervisión, y el control de los medios de comunicación.

¿Qué podemos hacer?

La corrupción es un problema con muchas facetas, pero sabemos cómo resolverlo. Por ello hacemos un llamado al público para que exija a los gobiernos que cumplan con sus propios compromisos contra la corrupción y en defensa de los derechos humanos, muchos de los cuales se asumieron hace varias décadas y todavía están esperando a hacerse realidad. Muchas de las iniciativas exitosas contra la corrupción en la historia reciente se deben a los esfuerzos incansables de personas ordinarias, que tomaron riesgos considerables para llevarlos a cabo.

Para cortar el círculo vicioso de la corrupción, la violación de los derechos humanos y el deterioro democrático, la población debe hacer las siguientes demandas a sus gobiernos:

  1. Defender los derechos que hacen posible pedir cuentas al poder: Los gobiernos tienen que revocar todas las restricciones desproporcionadas de la libertad de expresión, asociación y reunión introducidas desde el inicio de la pandemia. Asimismo, es prioritario que se haga justicia respecto a los asesinatos de defensores de los derechos humanos.
  2. Restituir y reforzar la supervisión del poder: Las instituciones públicas de supervisión, como los organismos anticorrupción y de auditoría, deben tener la independencia, financiación y autoridad necesarias para detectar y sancionar irregularidades. Los parlamentos y tribunales deben vigilar al poder ejecutivo para impedir cualquier extralimitación.
  3. Combatir la corrupción transnacional: Los gobiernos de las economías avanzadas deben corregir las fallas sistémicas que permiten que la corrupción transfronteriza pase desapercibida o quede impune. Hay que subsanar las lagunas legales, regular a los profesionales que facilitan el delito financiero y asegurar que los corruptos y sus cómplices no escapen de la justicia.
  4. Defender el derecho a la información sobre el gasto público: Dentro de las medidas de recuperación de la covid-19, los gobiernos deben cumplir el compromiso que asumieron en la declaración política de UNGASS, firmada en junio de 2021, de incluir garantías contra la corrupción en los procesos de contratación pública. Máxima transparencia en el gasto público conlleva a una rendición de cuentas efectiva que protege vidas y el bienestar de la población.

Un comentario en “¿Cuáles son los países más corruptos del mundo?

  1. Pingback: ¿Habrá una nueva invasión rusa en Ucrania? | MISS POLÍTICA

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s